Las carreras STEM, compuestas por las ciencias, tecnologías, ingenierías y matemáticas a pesar de ser las que cuentan con un futuro más prometedor, siguen topándose con la dificultad de atraer al público femenino, son carreras de letras y humanidades que consideran más del lado femenino.

Esta desigualdad va a acorde con la representación de las mujeres en el sector así como con su ingreso salarial, que en el caso de las desarrolladoras de software es un 26% menor que el de un hombre en el mismo cargo, de acuerdo con un estudio realizado por SAP y la ONG Laboratoria.

Entre los motivos que explican por qué el acceso al sector tecnológico en el país es tan limitado para mujeres están las barreras sociales, culturales y laborales que enfrentan antes de que elijan dedicarse a esta área.

El sistema educativo. La calidad de la educación en matemáticas y ciencias del país tiene un puntaje bajo. Además, no todas las escuelas tienen acceso a Internet dificultando el conocimiento básico de competencias digitales.

Estereotipos de género. Los estereotipos de género, normas culturales y factores sociales refuerzan que las disciplinas STEM son profesiones tradicionalmente masculinas y esto impacta en la decisión de las mujeres al momento de elegir su carrera

Según un estudio realizado por Laboratoria en México, mientras que el 28% de los niños de 15 años quiere convertirse en ingeniero o científico, tan solo el 9% de las niñas quiere dedicarse a esas profesiones.

Discriminación laboral. El estudio citado anteriormente expone que el 3.5 millones de mujeres han denunciado prácticas de discriminación laboral y entre los motivos están la desigualdad de salarios, las responsabilidades más limitadas en el trabajo y tipos de contratación y evaluación

“Para la contratación o ascenso de una mujer en el sector tecnológico, ella tendría que obtener calificaciones superiores a un hombre en todos los criterios considerados”, indicó Macías Arroyo.

“La discriminación es más evidente cuando estás embarazada. En mi caso, experimenté discriminación por partida doble en un trabajo anterior. Primero, por el hecho de ser mujer y además, como futura madre. En una ocasión, un hombre me dijo que, debido a ‘mi estado’ no estaba seguro de que pudiera dirigir un proyecto”,  Martha Enríquez, directora y socia consultora SAP.

Ausencia de modelos a seguir. Aunque hay mujeres que han incrementado el interés y confianza de las niñas y adolescentes en las disciplinas STEM, aún falta más por hacer para reflejarlo en el campo laboral. Los entornos completamente masculinos sin otras mujeres que funjan como mentoras, colegas y líderes, generan sentimientos de aislamiento y poca pertenencia. Por ello, la falta de mandos altos ocupados por mujeres puede ser un obstáculo adicional para que las mujeres obtengan un ascenso o sean contratadas.

En CONEXION queremos unirnos a los múltiples esfuerzos desde nuestro ámbito, creando espacios para que más mujeres se involucren en la creación de tecnologías. Para ello trabajamos continuamente en políticas, ya sea para nuestros eventos como nuestras modalidades de capacitación en los que se demande la participación de al menos un x número de mujeres que haga igualitaria la oportunidad.
Actualmente contamos con un Bootcamp (modalidad de aprendizaje acelerado), dirigido especialmente a mujeres jóvenes en un ambiente seguro en el que se sientan libres de expresar y desarrollar sus habilidades en marketing digital, diseño gráfico e inglés.