Para sobrevivir en el actual contexto de impactos causados por la pandemia del COVID-19, muchas empresas tienen que recurrir al uso intensivo de herramientas digitales para implementar el teletrabajo, realizar compras y ventas online, así como gestionar procesos de producción de forma remota.  Pero esto constituye un gran reto, en especial para las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), segmento mayoritario del universo de firmas existentes y al cual le ha costado más subirse a la ola digital.

¿Puede la crisis sanitaria ser una oportunidad para la transformación digital de las pymes? ¿Cómo apoyarlas para acelerar este proceso?

¿Qué necesitan las pymes?

La clave hoy es seguir generando ingresos para sostenerse en el mercado y una vía para ello es la digitalización de los procesos. No obstante, para muchas mipymes esto puede volverse imposible sin el acompañamiento y apoyo adecuados.

Si bien la penetración de Internet y dispositivos móviles ha aumentado significativamente en la última década en América Latina y el Caribe, el uso de aplicaciones productivas y sofisticadas aún está muy concentrado en el subgrupo de empresas exportadoras y del sector de servicios, de acuerdo a un estudio del INTAL del BID. La realidad es bien distinta para la mayoría de las mipymes en la región, que representan el 99% de las firmas y el 60% del empleo, según datos de CEPAL de 2018.

La digitalización, que antes parecía un “extra” para aumentar la productividad y las ganancias, hoy se ha vuelto un requisito para que las empresas sobrevivan.  En particular, las mipymes que comienzan a transitar por la ruta de la transformación digital necesitan dotarse muy rápidamente de una serie de elementos. Por un lado, necesitan conexiones de calidad y dispositivos tecnológicos (computadoras y servidores). Por otro, requieren soluciones digitales, incluyendo sistemas informáticos para ventas, marketing y gestión de clientes adaptados a sus necesidades específicas, soluciones reforzadas de ciberseguridad, y herramientas para potenciar sus oportunidades de negocio (plataforma de comercio electrónico, medios de pago digitales, etc.).

Se trata de una tarea titánica para muchas mipymes, que destinan la mayor parte de sus recursos, humanos y financieros, a la gestión del día a día. Por ello, ahora más que nunca necesitan financiamiento y asesoría técnica para navegar este laberinto digital.

¿Qué estrategias pueden implementarse?

Los gobiernos pueden ayudar a que, de forma ágil y rápida, una masa crítica de empresas pueda dotarse de capacidades digitales para continuar operando ininterrumpidamente en el contexto de las restricciones de esta pandemia y para maximizar oportunidades de crecimiento en la poscrisis. Para masificar y optimizar sus intervenciones y recursos, los gobiernos deben apoyarse en herramientas digitales que ya existen. Este tipo de programas se vienen impulsando con fuerza en los países desarrollados en el marco de agendas digitales integrales, por lo que su despliegue ha sido más rápido que en ALC.

transformación digital de pymes

Actualmente, vemos incluso que los grandes paquetes de financiamiento para mipymes anunciados en muchos países en el marco de la emergencia sanitaria, vienen complementados por iniciativas de apoyo a la digitalización.

¿Por dónde empezar?

La implementación de las estrategias citadas para apoyar la digitalización de las pymes tiene varias dimensiones y varios gobiernos de la región están avanzado en el desarrollo de iniciativas similares, en muchos casos con apoyo del BID. Para quienes están pensando en dedicar esfuerzos para equiparse en esta carrera digital, un componente fundamental es tener un buen diagnóstico.

Fuente: blogs.iadb.org

TICONGLE by CONEXION dispone de una serie de servicios especializados (sistema de citas en línea, marketing digital, desarrollo de apps) para ayudar a mipymes a enfrentar esta transformación digital, da clic a a la imagen o aquí para más información.