Hoy en día la pandemia del COVID-19 nos ha obligado al aislamiento, generando impactos sociales, educativos y económicos, donde las tecnologías digitales se vuelven más importantes para su apropiación y uso como alternativa emergente para evitar el estancamiento y desarrollo de los ciudadanos y de las economías en general.

La economía naranja ha sido de las más afectadas por el COVID-19. La pandemia ha puesto en evidencia la necesidad de la transformación digital en los negocios y el comercio electrónico está marcando la diferencia para enfrentar de una mejor manera la crisis. Por ello, junto a Casa Tres Mundos de Nicaragua y con el apoyo de la Embajada de Luxemburgo en Nicaragua, llevamos a cabo el proyecto Tonantzin con el objetivo de mejorar las condiciones socioeconómicas de las chicas artistas de Granada, atravesando la crisis del COVID-19.

En lo que va del año a partir del cierre de la exposición colectiva, desde el 17 de enero hasta el 17 de marzo, las chicas, a pesar de no haberse activado aún la venta online, continuaron aportando a sus economías personales y familiares, el turismo estuvo positivo y activo. Actualmente, ya no es posible. En su mayoría, a sus padres y madres los han suspendido de sus labores.

Este proyecto tiene el objetivo de activar el comercio electrónico para lograr la autosostenibilidad de un colectivo de mujeres artistas. TICONGLE de CONEXION desarrolla e implementa la plataforma de ecommerce donde las niñas comercializan sus creaciones. Además de la transferencia de conocimiento y talleres de tecnologías digitales. CONEXION garantiza que el modelo de negocio de comercio electrónico funcione exitosamente.

Hasta la fecha se han realizado dos encuentros virtuales de intercambio y sensibilización en temas de arte y tecnología, el cual es otro componente importante del proyecto. Con estas reuniones pretendemos lograr un intercambio de experiencias entre tecnología y arte, con las chicas artistas de Nicaragua y los Ticongleros que desarrollan la plataforma ecommerce. Las chicas nos comparten el proceso para crear sus artes, las diferentes técnicas y herramientas que utilizan; mientras los Ticongleros cuentan como es el desarrollo de una plataforma web de ecommerce. CONEXION busca que los jóvenes se involucren en una fase de intercambio de experiencias, que permitan fortalecer el componente de género del proyecto.

Del proyecto se beneficiarán 15 jóvenes de El Salvador de TICONGLE y 21 chicas de la Fundación Casa Tres Mundos de Granada.

En CONEXION desde que se activó la alerta de emergencia en El Salvador, decretando cuarentena domiciliar a nivel nacional, hemos seguido operando con trabajo remoto (teletrabajo) sin detener nuestros proyectos con los jóvenes que beneficiamos a través del programa TICONGLE. Hemos continuado capacitando en la modalidad de webinar a través de nuestra plataforma, siempre damos seguimiento a los proyectos de desarrollo de servicios de tecnología digital tales como de sistemas informáticos, aplicaciones móviles, asistencia de soporte técnico remoto, entre otros.